fbpx

La Visión Directa o la Visión Extraocular – 1r camino

la visión directa o extraocular

En el viaje hacia la percepción intuitiva en el Instituto Visión Intuitiva, uno de los caminos más fascinantes es la “Visión Directa”. Este camino nos invita a mirar más allá de los límites de los ojos físicos y a explorar la capacidad innata de nuestra mente para captar imágenes, colores y formas sin depender exclusivamente de la vista convencional.

Desvelando la Visión Directa

La visión directa es la puerta a una realidad que trasciende las limitaciones del mundo físico. A menudo, nuestra percepción está enraizada en lo que vemos con nuestros ojos, pero este camino nos demuestra que nuestra mente es un lienzo fértil donde se pueden pintar imágenes vívidas y experiencias visuales que no están limitadas por el espacio ni por las restricciones físicas. Muchos son los niños y adultos que logran ver de este modo, y es como si no llevasen un antifaz, pueden percibirlo todo igual o incluso mejor que con los ojos físicos. Normalmente de este camino provienen experiencias que podemos ver en videos como ir en bicicleta con los ojos tapados, conducir un kart con los ojos vendados, tirar en arco con un antifaz puesto… Suele ser una visión a tiempo real del entorno físico inmediato que puede llegar a tener mucha precisión hasta en algunos metros de distancia. 

La capacidad de visualizar, ¿se parece?

La visión directa puede parecer simple visualización, pero en realidad es bastante diferente. Digamos que el plano en el que sucede es mucho más externo, no da la sensación como si fuera “dentro de la mente”. Las imágenes simplemente se ven, sin la sensación de que se están creando dentro de uno mismo y sin la percepción de todo el proceso (igual que pasa con la vista ocular, no nos damos cuenta de cómo nuestros ojos captan la imágen y el cerebro la procesa, simplemente vemos).  

Explorando Realidades Internas y Externas

Mediante la visión directa, somos exploradores de la realidad que nos rodea. Podemos percibir a tiempo real objetos, colores, movimientos, letras… Podemos dibujar y ver lo que estamos dibujando o incluso leer un libro. 

Si seguimos desarrollando esta capacidad, podemos ver lo que hay incluso al otro lado de una pared, en la parte de detrás de una fotografía, dentro de una caja cerrada o detrás de nosotros… Este camino desafía la noción convencional de que solo vemos lo que está frente a nosotros y nos recuerda que nuestra mente tiene la capacidad de experimentar más allá de lo aparente.

La Conexión Intuitiva

La visión directa nos conecta con nuestra intuición más profunda. A medida que exploramos y experimentamos esta percepción, aprendemos a confiar en la información que nos llega a través de esta visión interna. Esta confianza en nuestra percepción intuitiva puede trascender las barreras del tiempo y el espacio, guiándonos hacia comprensiones más amplias y reveladoras.

La visión directa es uno de los caminos en el emocionante sendero de la percepción intuitiva. Nos muestra que somos más que lo que vemos con nuestros ojos, y que la mente es capaz de crear y experimentar un espectro mucho más amplio de imágenes y sensaciones. Al abrirnos a esta forma de ver, ampliamos nuestra comprensión del mundo y nos sumergimos en las profundidades de nuestra intuición. Desde el Instituto Visión Intuitiva os invitamos a explorar este camino y a descubrir las maravillas que yacen más allá de la mirada física.

(Durante las próximas semanas iremos publicando los siguientes artículos:)

Entra en cada uno de los links para aprender más, pero si lo que deseas es vivirlo y aprenderlo en primera persona te recomendamos:

Curso VEO online

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *