fbpx

La importancia del ejercicio físico

visión-intuitiva-ejercicio-físico

UN BUEN ALIADO PARA EL FOMENTO DE LA VISIÓN INTUITIVA

Que el ejercicio físico es importante no es ninguna novedad. Que lo sea para ver sin los ojos… quizás un poquito más. Vamos a desarrollar esta idea.

El ejercicio físico es fundamental por una variedad de razones que abarcan desde el bienestar físico hasta el mental y emocional

A nivel físico, el ejercicio fortalece el corazón, mejora la circulación sanguínea y fortalece los músculos y los huesos, lo que aumenta la movilidad y la funcionalidad del cuerpo. 
A nivel mental, el ejercicio regular está estrechamente ligado a una mejor función cognitiva y a la reducción del riesgo de deterioro cognitivo.
A nivel emocional tiene un impacto significativo en el estado de ánimo, ya que libera endorfinas que promueven la sensación de bienestar y reducen el estrés, la ansiedad y la depresión.,

visión-intuitiva-ejercicio-físico


El nexo en común en estos tres niveles es LA ENERGÍA, la cual relacionamos directamente con la Visión Intuitiva porque es uno de los cuatro pilares que la sustentan (tal como vemos en el templo del logo del instituto). 

 

 

 

 

 

Este cuarto pilar está relacionado con la energía disponible del participante. Si la salud física o psicológica está comprometida, puede provocar que la Visión Intuitiva no se manifieste, o que lo haga de forma poco constante.

Así pues, para lograr ver sin ojos necesitamos que la energía de nuestro cuerpo fluya correctamente. El agotamiento mental, el estrés, los resfriados o un desequilibrio emocional  pueden interferir considerablemente en el desarrollo de esta capacidad. 

En este sentido, la actividad física se presenta como una herramienta ideal para contrarrestar estas situaciones adversas a favor del aumento o desbloqueo de la energía

Todo tipo de actividad física es bienvenida. Pero si queremos hacer ejercicio para poder desarrollar la Visión Intuitiva, el yoga y especialmente el Qigong, serían actividades ideales para esta finalidad, tal y como comentamos en nuestros libros y posts.

Pero hoy no hablaremos de ninguna disciplina, sino del ejercicio físico que en un momento dado podemos realizar durante las sesiones

En las sesiones de Visión Intuitiva podemos pasar tiempo sentados tratando de intuir distintos materiales. Pero algunas veces, cuando el coach lo considera oportuno, podemos incluir ejercicios físicos con los ojos tapados. Esta situación, independientemente de si el participante previamente ya veía o no, puede mejorar los resultados y hacer que la Visión Intuitiva aparezca o aumente repentinamente

El hecho de que, de repente, nos encontremos desplazándonos o interactuando físicamente con el entorno, en algunas situaciones puede despertar una cierta necesidad de ver “como instinto de supervivencia”.
Otras veces, la actividad física representa un nuevo componente motivacional y, tal y como hemos hablado en otros posts, la motivación es clave para ayudar a focalizar la atención.

Cuando añadimos situaciones de equilibrio y movimiento, estamos movilizando nuestra energía y atención de una forma distinta. Y es que dónde ponemos la atención va nuestra energía.
Cuando probamos ejercicios distintos, conseguimos resultados distintos que nos permiten avanzar. 

En nuestras sesiones trabajamos a muchos niveles para que los participantes exploren su interior, y descubran su verdadera esencia a través de su propia y única consciencia. Y como explicamos con más detalles en el Capítulo 3 de nuestro Pódcast en YouTube “Explorando la consciencia”, a modo muy resumido, la consciencia es percepción, memoria, atención e intención.

En este sentido, el ejercicio es una estupenda herramienta que nos brinda una posibilidad infinita de ejercicios vinculados con la movilización de nuestra energía, que unen todos estos componentes que forman la consciencia a través de otro motor: la motivación.

Así, el ejercicio físico emerge como un aliado para el fomento de la visión intuitiva.

Además, la actividad física conlleva un componente lúdico. Y como ya hemos dicho también muchas veces… Si queremos ver como los niños, debemos volver a ser niños/as. ¡Y eso pasa por hacer del juego nuestra principal herramienta!

¿Te animas a venir a jugar? ¿Y a escalar el árbol?

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *